Sin categoría

La Catequesis y su servicio a la Evangelización (recapitulando)

En nuestras parroquias o comunidades se llevan a cabo muchas acciones pastorales de las que constituyen el proceso evangelizador. Nosotros realizamos una: LA CATEQUESIS. 


También se desarrollan otras acciones en la parroquia: a) Celebración de la Eucaristía; b) Coro de niños; c) Atención a emigrantes; d) Rezo del Santo Rosario; e) Celebraciones comunitarias de la penitencia; f) Ropero y reparto de comida para los pobres; g) Novenas; h) Quinarios y triduos; i) Confesión individual; j) Bautizos; k) Oración comunitaria; l) Coro de jóvenes; m) Bodas; n) Celebración de la Confirmación; ñ) Charlas formativas; o) Excursiones, acampadas, colonias…; p) Atención a los ancianos; q) Atención a los enfermos; r) Reunión con padres…

¿Qué actividades se llevan a acabo en vuestras parroquias? ¿Qué otras actividades se realizan y no están en la relación?

 

1. FINALIDAD DE LA EVANGELIZACIÓN: ENVIADOS POR JESÚS A ANUNCIAR EL REINO

La misión esencial de la Iglesia

La misión de Jesús es anunciar el Reino de Dios (Lc 4, 21)

Los Apóstoles reciben esta misma misión (Lc 9, 2; Mt 28, 19-20)

Y esa es la misión de la Iglesia: “Nosotros queremos confirmar una vez más que la tarea de la evangelización de todos los hombres constituye la misión esencial de la Iglesia” (Sínodo de los Obispos, 1974)

“La Iglesia existe para evangelizar” (Evangelii nuntiandi, 14)

La evangelización implica un proceso: “La Evangelización es un proceso complejo con elementos variados: renovación de la humanidad, testimonio, anuncio explícito, adhesión del corazón, entrada en la comunidad, acogida de los signos, iniciativa de apostolado.

Estos elementos pueden parecer contrastantes, incluso exclusivos. En realidad son complementarios y mutuamente enriquecedores. Hay que ver siempre cada uno de ellos integrados con los otros” (Evangelii nuntiandi, 24)

La Evangelización es, por tanto, un proceso que abarca todas las acciones de la Iglesia. Su punto de partida es el testimonio y, tras distintas etapas, conduce al creyente a la inserción activa en la comunidad cristiana y al servicio al estilo de Jesús de Nazaret.

Este proceso no es solo un camino de formación doctrinal, es sobre todo, un camino de amor, como lo expresa el Papa Francisco: “No sería correcto interpretar este llamado al crecimiento exclusiva o prioritariamente como una formación doctrinal. Se trata de “observar” lo que el Señor nos ha indicado, como respuesta a su amor… Este es mi mandamiento, que os améis unos a otros como yo os he amado… Este camino de respuesta y de crecimiento está siempre precedido por el don, porque lo antecede aquel otro pedido del Señor: “Bautizándolos en el nombre… (Mt 28, 19). Se trata de dejarse transformar en Cristo por una progresiva vida según el Espíritu”. (Evangelii gaudium 161-162)

2. FUNCIONES O MEDIACIONES ECLESIALES

3. DIMENSIONES DE LA PERSONA

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba