ActualidadNoticias

Santa Giulia Salzano. Apóstol de la educación cristiana

Giulia Salzano nació en Santa Maria Capua Vetere, en la provincia de Caserta, el 13 de octubre de 1846, hija de Adelaida Valentino y Diego Salzano, capitán de los Lanceros del rey Fernando II de Nápoles.Su padre murió cuando ella tenía cuatro años, y fue confiada para su educación a las Hermanas de la Caridad en el Orfanato Real de San Nicolás La Strada, donde permaneció hasta los quince años. Obtuvo un diploma de maestra y luego enseñó en la escuela local de Casoria, en la provincia de Nápoles, habiéndose trasladado allí con su familia en octubre de 1865.
Santa Julia Salzano dedicó su vida a la enseñanza y a la propagación de la fe católica. En 1865, comenzó su carrera educativa en las escuelas públicas de Cava de Tirreni. Su dedicación y fervor religioso en el aula no pasaron desapercibidos. Se ganó el cariño y la admiración de sus alumnos y colegas, y todos apreciaban su devoción y compasión
La vida de Santa Julia Salzano es un testimonio inspirador de la capacidad de una persona para cambiar vidas a través de la educación y la fe. Fue canonizada por el Papa Benedicto XVI el 17 de octubre de 2010. Ella sigue siendo una fuente de inspiración para los catequistas

Además de su trabajo en la escuela, Santa Julia Salzano también era activa en su parroquia local. Con frecuencia impartía catecismo a los niños y formaba parte de varias organizaciones parroquiales. Su fuerte fe y compromiso con la Iglesia la hicieron destacar como una verdadera líder espiritual en su comunidad.

Desde su juventud, siempre estuvo apasionada por la educación y la evangelización, forjando un camino virtuoso que la llevaría a la santidad. En su constante preocupación por dar a conocer las enseñanzas y la vida de Jesús a través de la educación y el testimonio, en 1889, Santa Julia Salzano fundó la Congregación de las Hermanas del Catequismo, cuyo objetivo principal era educar a los niños y jóvenes en la fe católica. A través de esta congregación, Santa Julia Salzano fue capaz de hacer un impacto aún mayor en la promoción de la fe católica y la educación religiosa. Gastó toda su vida en el carisma de la catequesis, y decía: “Yo impartiré siempre el catecismo, mientras me quede un hilo de vida. Y os aseguro que me encantaría morir enseñando el catecismo”. Del mismo modo exhortaba a sus hijas: “La hermana catequista ha de sentirse siempre dispuesta a instruir a cualquier hora a los pequeños e ignorantes, no debe tener en cuenta los sacrificios que exige este ministerio, sino que, más bien, debería desear morir en la brecha, si Dios así lo quisiera”.

El pueblo de Casoria lloró la muerte de su querida “Doña Julieta” el 17 de mayo de 1929. Ya entonces tenía fama de santidad. En 1974 fue declarada Sierva de Dios y se inició el proceso de beatificación y canonización que culminó en la Plaza de San Pedro el 17 de octubre de 2010.

 Para más detalles podéis acudir a vuestra agenda Diocesana del Catequista, en el mes de diciembre y a la web de catequesis de Galicia en el espacio temático santos y beatos catequistas. Y también puedes acceder a este video para conocer más a Santa Giulia Salzano

Santa Julia Salzano

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba