Actualidad

¿Cómo hacer la catequesis?

NUESninos-aburridosTRAS CATEQUESIS

En ocasiones el aburrimiento y la falta de interés de los muchachos en la catequesis es debido al inadecuado método pedagógico que usamos en la catequesis.

Aunque hemos avanzado en la renovación pedagógica, aún nos queda bastante camino por recorrer. Bien es verdad que los niños y jóvenes viven envueltos en una sociedad de consumo cargada de reclamos fáciles y a la vez engañosos, pero no es menos cierto que con frecuencia no somos buenos comunicadores y contamos con pocos recursos para entrar en relación con el hombre de hoy.

Deberíamos preguntarnos: ¿Por qué el “mensaje cristiano”, que es buena noticia, resulta para muchos aburrido y de poco interés?

Esta reflexión que hacemos en voz alta, no es para desanimarnos. ¡Todo lo contrario! En todo caso nos lleva a exigirnos, cada día, un mayor espíritu de entrega en aprender y saber hacer la catequesis.

LA CATEQUESIS EN LA HISTORIA

A través de la historia, la Iglesia ha venido realizando la catequesis con distintos estilos y opciones pedagógicas. Ello es debido a los distintos modos de concebir en cada momento el hombre, la sociedad y la misma Iglesia.

Analizando lo ocurrido los últimos tiempos podemos afirmar que se han sucedido dos modelos de catequesis (simplificando mucho): el llamado magisterial o doctrinal y el de la catequesis antropológica y de la experiencia.

  1. Lnino-aprendiendoa catequesis magisterial o doctrinal 

Este modelo de catequesis persigue fundamentalmente el que los catecúmenos sepan, conozcan y aprendan la doctrina. Los contenidos fundamentalmente son: la doctrina cristiana, oraciones  y verdades, dogmas y normas.

El método que se sigue consiste en ayudar a memorizar, se repite, se ponen ejemplos y se explica, se resuelven dudas y se contesta a las preguntas.aprende-a-pensar

2. La catequesis antropológica y de la experiencia

Se pretende como objetivo ayudar a los catecúmenos para que vayan descubriendo y se animen a vivir en cristiano. Los contenidos son la vida y la experiencia del catecúmeno, el mensaje cristiano y el compromiso de vivir lo que se descubre. El método ha de ser activo, inductivo, grupal, creativo y usando los nuevos lenguajes de expresión corporal y simbólica.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba