Actualidad

Testimonio de la Asamblea: “ya que nos convocan, acudiremos” y volvimos “henchidos”

Desde nuestra parroquia de San Martín de O Grove cuatro catequistas iniciamos a las 8.15 de la mañana el viaje hacia Santiago de Compostela con el ánimo de participar en la asamblea de catequistas, “ya que nos convocan, acudiremos”.

Llegamos de regreso a casa pasadas las ocho de la tarde, fue un día largo, pero veníamos todos dando gracias a Dios por el día que habíamos vivido.  Decir que fue una experiencia increíble no refleja para nada lo que vivimos.Llegamos “henchidos”.

No sabría destacar un momento del día porque desde el primer momento recibimos las atenciones de los organizadores y los voluntarios: acreditaciones, stands, lugar para dejar la comida, comedor, todos los espacios preparados, confortables… siempre con una sonrisa, con una palabra amable…. La música de acogida que nos permitió saludarnos, mirar a los ojos del que estaba a nuestro lado, sentir la presencia del Espíritu entre nosotros y en nosotros….

Las palabras de nuestro Obispo, que nos habla al corazón, agradecido por nuestra tarea, haciéndonos sentir sus catequistas, (me hizo recordar las palabras de Dios a Moisés “he visto la aflicción de mi pueblo), consciente de las dificultades en esta tarea indispensable en la evangelización, deber sagrado, derecho imprescindible. Animándonos a no hacer de nuestro ministerio un muro de lamentaciones, invitándonos a no quedarnos en la corteza sino a entrar en la savia, a ser dóciles para escuchar la voluntad de Dios, conscientes de que es el Espíritu Santo el que renueva la Iglesia……Como no dar gracias por esas palabras.

 

Como no dar gracias por el Padre Fabio, impresionante, como ardían nuestros corazones al escucharlo, como se nos mostraba una manera nueva de acercarnos al evangelio: siempre se está hablando de ti, el Evangelio son los pecadores amados, acogidos, liberados y transformados en discípulos…Se nos hizo tan corta.

 

Como no dar gracias por el cafecito de media mañana.

Como no dar gracias por el encuentro de oración con la samaritana. Dejar que Jesús se acercara a nosotros como se acercó a la samaritana, ¡qué auténtico momento de adoración!

Como no dar gracias por la comida compartida, y el detalle que tuvo la organización embutidos, empanada, pan, bebida… un lugar tan especial, un servicio especial.

Los talleres de la tarde una muestra de lo que se está haciendo en la diócesis, de la creatividad, del esfuerzo, de nuevos caminos.  Nos quedamos con ganas de asistir a todos.

Y como no dar gracias por la Eucaristía vivida en comunidad, presidida por el Obispo, acompañados por D. Jesús, D. Eugenio, D. Miguel, D. Luis y otros sacerdotes y párrocos.

Como no dar gracias por todas las catequistas que compartimos ese día.  Broche final la entrega de los diplomas.  Reconocer el valor de la fidelidad y una vida entregada a la catequesis.  ¡Cuántas veteranas! Cuanta fidelidad en la tarea de ser tubería para el agua viva que es Cristo.  ¡Qué emoción ver una vida entera dedicada a la catequesis!, y aunque todos tenemos en nuestra parroquia compañeros con años de dedicación, algunos mayores, otros más jóvenes que comenzaron siendo casi niños, ver el reconocimiento y la entrega de diploma por el Obispo fue un momento muy emotivo.

Agradecidos al grandísimo equipo que ha preparado y nos ha ayudado en este día.  GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

Volvimos a casa “HENCHIDOS”; henchidos de oración, de creatividad, de comunión, de orgullo, de amistad, de agradecimiento, de ideas, de tarea para reflexionar,…. henchidos de Cristo. Fortalecidos para continuar siendo PORTADORES DEL AGUA VIVA QUE ES CRISTO.

Mari (San  Martín de O Grove)

Podéis  mandarnos vuestro testimonio de lo vivido en la Asamblea a: catequese@archicompostela.gal

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba