Noticias

¿QUÉ DEJÓ A LA CATEQUESIS LA JORNADA MUNDIAL DE LOS NIÑOS 2024(JMN), CELEBRADA EN ROMA?

«LOS NIÑOS EN EL CENTRO»

QUERIDOS CATEQUISTAS,

Hace unos días, los ojos de todos estaban puestos en Roma, en este encuentro de niños de todo el mundo, una iniciativa del Papa Francisco.

“En ustedes, niños, todo habla de vida, de futuro. Y la Iglesia, que es madre, los acoge, los acompaña con ternura y con esperanza”, así iniciaba el Papa su homilía el domingo 26 en el estadio Olímpico.

Esta JMN fue un evento dedicado a niños y niñas de entre 5 y 12 años. Se llevó a cabo los días 25 y 26 de mayo en Roma, fue organizado por el Dicasterio para la Cultura y la Educación, coordinado por el padre Enzo Fortunato y Aldo Cagnoli, con la colaboración de la Comunidad de Sant’Egidio y la Cooperativa Auxilium. Esta iniciativa tuvo como objetivo poner en el centro la condición de los niños, ofreciendo un espacio de reflexión sobre su futuro y sobre el mundo que pretendemos entregarles. El evento incluyó dos momentos distintos de celebración y oración, ambos contaron con la presencia del Santo Padre el Papa Francisco.

Este evento tuvo como sedes, el Estadio Olímpico y la Plaza de San Pedro. Podéis ver la homilía del papa Francisco de la misa en el estadio olímpico aquí

¿QUÉ DEJÓ ESTA JORNADA A LOS CATEQUISTAS?

1.- Dejó un sabor a una nueva catequesis, con catequistas renovados con deseos de dar un protagonismo a los niños en la vida, de alegría, de fraternidad, una catequesis que renueve la esperanza en las nuevas generaciones de vivir en humanidad, ya lo decía el Papa Francisco en su mensaje enviado a los chicos:

«Lo dirijo ante todo a cada uno de ustedes personalmente, a ti querida niña, a ti querido niño, porque «eres valioso» a los ojos de Dios (Is 43,4), como nos lo enseña la Biblia y como Jesús lo demostró tantas veces.

Al mismo tiempo este mensaje lo envío a todos, porque todos ustedes son importantes, y porque juntos —los que están cerca y los que están lejos— manifiestan el deseo de cada uno de nosotros de crecer y renovarse. Ustedes nos recuerdan que todos somos hijos y hermanos, y que nadie puede existir sin alguien que lo traiga al mundo, ni crecer sin tener otras personas para amar y sentirse amado (cf. Carta enc. Fratelli tutti, 95).»

2.- Dejó el compromiso por una catequesis que construya la paz al escuchar el grito de Paz por parte de los chicos que venían de países destrozados por la guerra:

«no olviden a cuántos de entre ustedes que, aun siendo tan pequeños, ya están luchando contra enfermedades y dificultades, en el hospital o en su casa, a quienes son víctimas de la guerra y de la violencia, a quienes sufren el hambre y la sed, a quienes viven en la calle, a quienes se ven obligados a ser soldados o a huir como refugiados, separados de sus padres, a quienes no pueden ir a la escuela, a quienes son víctimas de bandas criminales, de las drogas o de otras formas de esclavitud y de abusos. En definitiva, a todos esos niños a los que todavía hoy se les roba la infancia cruelmente. Escúchenlos, o mejor aún, escuchémoslos, porque con su sufrimiento, con los ojos purificados por las lágrimas y con el constante deseo de bien que nace del corazón de quien ha visto verdaderamente qué terrible es el mal, nos hablan de la realidad.»

3.- Dejó el deseo de una catequesis de puertas abiertas al respeto y la dignidad de los niños como personas humanas, como hijos e hijas de Dios:

«Mis pequeños amigos, para renovarnos a nosotros l. Él nos infunde mucho valor, porque está siempre a nuestro lado, su Espíritu nos precede y nos acompaña en los caminos del mundo. Jesús nos dice: «Yo hago nuevas todas las cosas» (Ap 21,5); estas son las palabras que elegí como tema para la primera Jornada Mundial. Estas palabras nos invitan a ser ágiles como niños para comprender las novedades que el Espíritu suscita en nosotros y a nuestro alrededor. Con Jesús podemos soñar una humanidad nueva y comprometernos por una sociedad más fraterna y atenta a nuestra casa común…»

4.- Dejó el reto por una catequesis que ora y enseña a orar, donde los niños sean realmente protagonistas y evangelizadores de otros niños:

«Y ahora quiero confiarles un secreto importante: para ser realmente felices es necesario rezar, rezar mucho, todos los días, porque la oración nos conecta directamente con Dios, nos llena el corazón de luz y de calor y nos ayuda a hacer todo con confianza y serenidad. También Jesús rezaba siempre al Padre. ¿Y saben cómo lo llamaba? En su lengua le decía sencillamente Abba, que significa Papá (cf. Mc 14,36). Llamémoslo así también nosotros y lo sentiremos siempre cercano.»

FUENTE DEL MENSAJE DEL PAPA: https://www.vatican.va/content/francesco/es/messages/bambini/documents/20240302_messaggio-bambini.html

CATEQUISTA, Y ¿A TÍ, QUE TE DEJÓ ESTA JORNADA MUNDIAL DE LOS NIÑOS? Comparte con tu grupo de catequistas qué podéis hacer para que los chicos puedan escuchar el mensaje del papa y el hermoso himno de esta jornada.

Himno de la JMN, aquí.

Podéis ver los vídeos de esta JMN aquí

¡LA PRÓXIMA CITA DE LA JMN ES EN

2026!

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba