Noticias

DÍA DE LA ACCIÓN CATÓLICA Y DEL APOSTOLADO SEGLAR EN PENTECOSTÉS

LEMA 2024

«Laicos por vocación,


llamados a la misión
«

QUERIDOS CATEQUISTAS

Esta Jornada viene a recordar la VOCACIÓN Y MISIÓN DE LOS LAICOS EN LA IGLESIA Y EN EL MUNDO

Haciendo memoria de la exhortación apostólica post-sinodal de san Juan Pablo II CHRISTIFIDELES LAICI que dice; «En nuestro tiempo, en la renovada efusión del Espíritu de Pentecostés que tuvo lugar con el Concilio Vaticano II, la Iglesia ha madurado una conciencia más viva de su naturaleza misionera y ha escuchado de nuevo la voz de su Señor que la envía al mundo como «sacramento universal de salvación» . Por eso celebrar esta jornada significa reavivar el compromiso de cada bautizado de ser fermento de vida nueva en el mundo, ahí en esas realidades temporales, donde más urge la semilla del Evangelio.

Dicen los obispos de la CEE en su mensaje para este año;

«Eso que hemos visto y oído os lo anunciamos, para que estéis en comunión con nosotros y nuestra comunión es con el Padre y con su Hijo Jesucristo» (1 Jn 1,3).

Se nos invita a todos los bautizados, especialmente a los laicos, a tomar conciencia de la importancia del anuncio explícito de Jesucristo, con palabras y con obras.

La sociedad actual, marcada por la secularización y el pluralismo,
se coloca cada día más de espaldas a Dios y la mayoría de las personas
viven como si Dios no existiera. Si hace unos años la fe fue arrinconada
al ámbito privado de la persona, ahora ha sido en muchos casos expulsada incluso de ese espacio. Podemos afirmar que estamos asistiendo a
una situación de esquizofrenia creyente, porque se ha establecido una
contraposición entre la vida de fe y la vida cotidiana.
Como Iglesia, no podemos seguir con los esquemas pastorales de
siempre, ni está justificado caer en la tentación de realizar una pastoral
de gestión de la decadencia o de mantenimiento. Estos nuevos tiempos, este cambio de época nos está urgiendo a llevar a cabo una conversión pastoral, que pasa por situar el primer anuncio como núcleo y
eje de nuestra labor pastoral como Iglesia.

En la Iglesia, somos enviados por el Resucitado a ser testigos de comunión, a tender puentes, a tejer fraternidad. Evangelizar es anunciar con nuestra vida que esto es posible en todos los ámbitos —personales, familiares, sociales, laborales, políticos…— y comprometernos a vivirlo en primer lugar en la
Iglesia para ser testigos creíbles. El Espíritu Santo nos capacita con sus dones para poder vivirlo con
gozo. Ver subsidio litúrgico.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba