Actualidad

4 maneras de difundir la palabra: Jesús ha resucitado

Es importante entender no sólo por qué debemos proclamar que Jesús ha resucitado, sino también la forma en que debemos  proclamarle. Pascua es de 50 días de duración en cual  debe ser “celebrado en la alegría y el júbilo como un solo día festivo”.

No podemos simplemente dejar el asombro y la emoción de la resurrección al Domingo de Pascua y luego empacar junto con todas las decoraciones; hay que difundir la alegría y el júbilo de la Pascua y difundir nuestros aleluyas por todas partes, especialmente sobre algo tan impresionante como nuestro Dios resucitar de entre los muertos.

1. Cumpliendo los mandamientos

En Juan 14,15, Jesús está en la última cena diciendo a sus discípulos: “Si me amáis, guardaréis mis mandamientos.” Imagínese Pascua como una especie de Año Nuevo de la fe, y una gran oportunidad para hacer propósitos y proyectos personales  para mantener sus mandamientos, siendo el punto de partida la renovación de nuestras promesas bautismales, hechas la noche de la vigilia pascual, con ellos  somos  renovados en nuestro deseo de viajar al cielo.

Si esto es algo que Jesús decidió decirle a sus apóstoles  antes de dirigirse hacia el Calvario, es mejor creer que es importante. Suena sencillo, debido a que es: seguir los Diez Mandamientos y, al hacerlo, se le proclama y glorifica el nombre de nuestro Rey resucitado, pero requerirá de esfuerzo continuo, siendo fiel y tomándolo como punto de referencias en nuestras decisiones.

2. Saltar en el mar

En Juan 21, Simón y algunos de los otros discípulos decidieron ir a pescar. Al amanecer, ven a un tipo parado en la orilla, y finalmente se dan cuenta de que es Jesús. Simón Pedro, cuando se dio cuenta de que Jesús había regresado de entre los muertos, estaba tan impresionado que saltó al agua y nadó hasta la orilla.

Es un mensaje para nuestra propia vida, cuando se ve a Jesús, hay que  saltar al mar y nadar hacia él. Cuando se tiene la oportunidad de encontrar a Dios, correr a Él! Ya sea en un grupo de jóvenes, a través de la adoración, o como sea que yo sienta su llamado, pero salir a su encuentro.

3. Id y anunciar

En Hechos 1, Jesús está listo para ir y ascender al cielo. Sus discípulos eran, probablemente, un poco inseguros, ya que si él se iba para siempre esta vez, que sería de ellos; seguían  mirando hacia arriba, hasta que  dos hombres vestidos de blanco aparecen junto a ellos y dicen, “Hombres de Galilea, ¿qué hacéis ahí mirando al cielo ? Este Jesús que ha sido tomado de entre vosotros, volverá de la misma manera como le habéis visto ir al cielo “.

El mensaje es claro,  ¿qué están esperando? Jesús dejó en claro a sus discípulos antes de marchar que recibirían poder cuando el Espíritu Santo viniera sobre ellos, y que les dará la fuerza para ser sus testigos hasta los confines de la tierra. Ahora que Jesús ha resucitado y se ha marchado, es el momento de salir a correr la voz de que Él está vivo, Él está listo para entrar en nuestros corazones, y de la necesaria preparación para la venida del Espíritu Santo.

4. Haciendo de la vida una celebración 

Y así comienza la diversión! Si vamos a celebrar verdaderamente este tiempo de Pascua, ya que está destinado a ser celebrado, hay que difundir la palabra de lo que se esta celebrando. La resurrección es demasiado precioso para guardarlo solo  para nosotros. Si uno de tus amigos muriera y luego se presentara en su sofá un par de días más tarde,  preguntando de tu tristeza, de lo que has perdido, o explicándote lo que ha sucedido, ¿no le dirá al mundo?

La piedra rodada lejos y la tumba vacía muestran fuertemente su poder. Esta Pascua, Unámonos en una, voz para proclamar el poder de la resurrección, para que  todos puedan llegar a saber que Jesús está vivo y que Él le apuesta a la vida y por la vida.

fuente: Life Teen

con algunas modificaciones porpias.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba